Este blog no contiene ningún tipo de fichero, ni link alguno de descarga; como mucho se puede facilitar accesos a webs donde se pueden conseguir. En ningún caso se cuenta con ingreso o ánimo lucrativo alguno.

El miedo se apodera de las alternativas a Megaupload: ¿qué pasará ahora?

24 enero 2012

El cierre de Megaupload continúa teniendo consecuencias en la red. El pasado viernes, cuando caía el portal creado por Kim Smichtz, cundía el positivismo en las redes sociales: "Hay mundo más allá de Megaupload", se decía, remitiendo al resto de servidores que alojaban contenido de manera similar al portal de descargas. Pero ahora las cosas han cambiado. Durante los primeros días, portales como SeriesYonkis o servicios de streaming como VideoZeer continuaban alojando enlaces a la descarga directa o visualización de diversos contenidos, pero parece que finalmente han sucumbido, y que el miedo ha sido más poderoso. Poco a poco, todas van retirando los enlaces o el contenido. Temen ser el siguiente caso Megaupload.

La retirada ocurre de diferente modo. La francesa Allostreaming ha cerrado. La web de almacenamiento de archivos FileSonic, por ejemplo, modificó sus condiciones: a partir del cierre de Megaupload, permite alojar archivos, pero no compartirlos. Uploaded.to y FileServe han bloqueado el acceso a los usuarios de Estados Unidos; este último portal ha eliminado el programa de recompensas a quienes subían más material, un programa calcado al de Megaupload. En el portal SeriesYonkis, los enlaces a la visualización o descarga directa gratuita se encuentran "rotos" o directamente, han desaparecido. La única solución para los internautas que quieran acceder al contenido al que enlaza el portal es hacerse cliente de pago de plataformas como VideoZer o VideoBB, lo que implica una cuota anual para convertirse en Premium, al igual que ofrecía el extinto Megaupload. Pero la posibilidad de que estos portales también sean cerrados eleva el riesgo de contratar sus servicios, ya que de la noche a la mañana sus suscriptores puedan quedarse sin los "servicios" contratados, como ocurrió con la web de Smichtz. Esto es así, incluso aunque los contenidos que se alojen en la página sean escrupulosamente legales, o completamente privados.

Precisamente para paliar los daños causados a los usuarios que hacían uso legal del portal, ya comienzan a surgir plataformas que intentan elevar una demanda colectiva de afectados por el cierre de Megaupload, en la que se asegura que: "con el cierre del servicio han impedido el acceso a millones de archivos de particulares y organizaciones, ocasionando graves daños personales, económicos y de imagen a millones de personas; y han vulnerado los artículos 197 y 198 del Código Penal al apropiarse indebidamente de datos de carácter personal".

Además de SeriesYonkis, otro de los portales más populares entre los internautas, Series.ly, ha comenzado también a retirar sus enlaces, dejando cada vez menos opciones para la visualización. La plataforma fue una de las que albergó más usuarios 'emigrados' tras el cierre de Megaupload, y en un principio ofreció enlaces a otros servidores como los citados VideoZeer, o FileServe, que hoy en día ya están inhabilitados. En la mayor parte de los casos, el usuario suele encontrarse con un motivo claro "Removed for copyright infringement" (Borrado por violación de copyright). Sin embargo, las visualizaciones en MovShare son las que presentan menos problemas

Mientras, muchos usuarios han encontrado refugio en portales argentinos como Cuevana o Taringa, dos de los más citados –junto al español SeriesYonkis– por los informes del FBI que llevaron al cierre de Megaupload. En ambas, continúan accesibles los contenidos. Hasta el momento.

La alternativa gratuita: las redes P2P
Tanto las descargas directas como el vídeo online habían tomado el relevo de formas más tradicionales de conseguir gratis contenidos de la red, las redes de pares o P2P. De hecho, cuando Sarkozy andaba aprobando su ley Hadopi, o de los tres avisos, ya se había advertido que estaba obsoleta frente a los avances en cifrado de las redes de pares y, sobre todo, el auge de estos servicios como Megaupload o Rapidshare.

Antes de ser destronados por las descargas directas, los reyes de estos servicios eran eMule y BitTorrent, y ambos siguen funcionando. De hecho, algunas webs de enlaces como TusSeries se han mantenido fieles a estos sistemas para compartir ficheros. Sin embargo, presentan algunos inconvenientes que los hacen más incómodos que las descargas, aunque mucho más robustos frente a operaciones como la que ha desembocado en el cierre de Megaupload.

En las redes P2P no existe ningún servidor en el que estén alojados los ficheros. La música, las películas, las series están alojadas en los ordenadores de los usuarios de las redes. Los programas cumplen la función de ponerlos en contacto para que unos puedan descargarlo de los ordenadores de otros y, a su vez, compartirlos con los demás. El cierre de un servidor no supone el fin de ningún servicio, pero por otro lado podemos encontrarnos con que justo el fichero que queremos descargar no lo esté compartiendo nadie, de modo que nos quedaremos sin él. Por otro lado, como dependemos de los demás, se sabe cuándo se empieza a descargar, pero nunca cuando terminamos.

No obstante, para la gran mayoría de usuarios de servicios tipo Megaupload previsiblemente acabe siendo la alternativa preferida, porque sigue contando con la gran ventaja del precio cero.

La alternativa de pago: iTunes, Spotify, Youzee, Netflix...
Lo que sin duda espera la industria de los contenidos es que este cierre desemboque en un aumento de usuarios de las ofertas legales en la red. Juan Carlos Tous, representante de Filmin, calcula que su tráfico "se ha duplicado, casi triplicado", respecto a fines de semana anteriores, después de lanzar una campaña de promoción tras el cierre, informa elmundo.es. Pero Filmin se centra en cine español e independiente, y difícilmente puede ser una alternativa para la mayoría de los usuarios.

Muchos esperan que este sea el año del desembarco de Netflix en España y del surgimiento de alternativas locales con un buen catálogo como Youzee. Esta plataforma, participada mayoritariamente por Yelmo Cineplex, contará con tarifa plana mensual de 7 euros y alquileres entre 2 y 5 euros para quienes no deseen suscribirse. De su catálogo dependerá si emula el éxito de su competidor norteamericano o de la sueca Spotify, de gran éxito entre los aficionados a la música.

La competencia legal, pese a no ser gratis, tiene la gran ventaja de la comodidad de uso, que será mucho mayor en comparación a las alternativas si se confirma el ocaso de las descargas directas. Un cierto número de usuarios puede preferir pagar si se le ofrece un buen servicio –comodidad y un catálogo casi universal– a un buen precio –con tarifas planas–.

Fuente: libertaddigital

0 comentarios: